Tratamientos naturales que pueden afectar tus ojos

El uso de remedios y tratamientos naturales está muy extendido en nuestra cultura; si bien algunos de ellos son útiles y (por lo general) inofensivos, otros sí que pueden provocar problemas peores que los que pretenden resolver, incluso irreversibles. En este artículo te mencionaremos algunos tratamientos naturales que pueden afectar tanto tus ojos como tu vista y que, por ende, no deberías utilizar.

Tratamientos naturales no recomendados

Existe una gran variedad de ingredientes, ungüentos, recetas o gotas de origen natural que las personas suelen utilizar directamente en sus ojos o cerca de ellos. A pesar de su origen natural, estos remedios pueden suponer un peligro para tu salud visual y ocular por razones que van desde su origen y su preparación hasta su misma naturaleza.

En el mejor de los casos, lo más que estos tratamientos naturales pueden hacer es disfrazar un síntoma importante que retrase el diagnóstico de una condición grave que comprometa la salud de tus ojos. Por ello, nuestra primera recomendación es que, ante cualquier molestia, acudas con un profesional de la salud visual; recuerda que puedes programar tu cita directamente en este link.

Dicho lo anterior, pasaremos a enumerar los tratamientos naturales más comunes que pueden afectar tus ojos si los empleas, y por qué no deberías utilizarlos:

  • Si bien las infusiones y gotas de manzanilla son comúnmente empleadas para disminuir la irritación ocular, procura evitar que entren en contacto directo con tus ojos porque los elementos presentes en la planta pueden producir pequeñas abrasiones que, irónicamente, provocarán más irritación en el largo plazo.
  • Otro remedio casero empleado para aliviar el enrojecimiento de la esclerótica (es decir, la parte blanca del ojo) es la mezcla de miel y limón. Nuestra recomendación es que no la emplees porque el ácido del limón puede provocarte quemaduras en la córnea y la consistencia espesa de la mezcla puede obstruir los conductos lagrimales, causar irritación y empeorar el ojo seco.
  • Para el tratamiento casero de los orzuelos, mejor conocidos como perrillas, algunas personas calientan un chile verde a una temperatura que sea soportable para colocarlo sobre la hinchazón; te recomendamos que evites este tratamiento porque la capsaicina (responsable del picor de los chiles) puede irritar tus ojos.

Habrás notado que estos remedios tienen en común el contener sustancias que pueden irritar los ojos o incluso desencadenar alguna respuesta alérgica; ambas cosas, a largo plazo, pueden hasta desencadenar daños permanentes en la superficie de tus ojos.

Adicionalmente, la preparación de muchos de estos remedios se lleva a cabo (en la inmensa mayoría de los casos) en entornos no controlados, fuera de un laboratorio, y sin las medidas pertinentes de higiene que todo medicamento debe cumplir. Este hecho facilita que algunos microorganismos nocivos se introduzcan en los ojos al entrar en contacto con estos remedios y provoquen enfermedades infecciosas como la conjuntivitis bacteriana, urgencia que (además del problema que ya existía) debe ser tratada por un oftalmólogo.

Seguramente ya sabías, antes de leer esta nota, que nuestros ojos son órganos muy sorprendentes y resistentes; ahora sabes también que requieren un cuidado específico, justo como cualquier otro órgano del cuerpo. Nuestra recomendación es que, ante cualquier molestia o situación fuera de lo normal que afecte tus ojos o tu visión, no te automediques ni emplees remedios caseros y, en su lugar, acudas con un oftalmólogo en cuanto antes.

En APEC Hospital de la Ceguera ofrecemos atención oftalmológica a quienes más lo necesitan, desde una consulta hasta atención en Urgencias. Recuerda que nuestra misión es ofrecer a todas las personas, sin importar su condición socioeconómica, atención oftalmológica médica y quirúrgica de alta calidad respaldada por la más reciente investigación científica y por el empleo de equipos con tecnología de punta.

Compártelo con tus amigos:
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter

¡Síguenos en Instagram!